18 de junio de 2015

Empaste, Meteorismo o Timpanismo.¿Qué hacer?

Introducción
El empaste, meteorismo espumoso, meteorización, timpanismo, timpanitis, indigestión espumosa del rumen o bloat es un trastorno digestivo de los rumiantes causado por la excesiva retención de gases de la fermentación microbiana que provoca una distensión anormal del retículo-rumen, causando cuantiosas pérdidas económicas por importantes descensos de la producción e incluso elevada mortalidad en los rumiantes gravemente afectados (Bavera, G. A. y C. H. Peñafort. 2008).

Desde mis inicios en el trabajo a campo he tenido que convivir con este problema para el que no existe una solución mágica, sino un paquete de medidas y precauciones que utilizadas en conjunto y apropiadamente nos permiten aprovechar forrajes como la alfalfa, el trébol rojo y el blanco en su momento óptimo.
Es muy común observar además, que hay campos con mayor predisposición que otros (más empastadores) y que hay unos 15 días fatídicos, allá por los meses de Octubre y Noviembre, en los que todas las medidas no alcanzan.
En todo momento tenemos que pensar en el comportamiento del animal al pastorear y en que, en definitiva, estamos alimentando microorganismos que generarán más o menos espuma dentro del rúmen según las condiciones de manejo y el estado del pasto.
Dicho todo esto, les cuento cuales son las medidas que tomo según los casos:

1) Siembra de la Pastura
Grupos de Latencia
En la elección del grupo de alfalfa que elijamos, ya comenzamos a delinear la intensidad del problema que podemos tener a futuro porque es sabido que las alfalfas de grupos altos (8, 9 y 10) son más veloces para rebrotar y por consiguiente más peligrosas para empastar... aún con este antecedente prefiero los grupos altos para pastoreo directo y los bajos (4, 5 y 6) para henificación y planteos ganaderos menos intensivos.
Consociación
En todos los casos utilizo gramíneas porque, además de obligar al animal a "mezclar" y así bajar la proporción de leguminosas en la ingesta, incremento el tiempo de aprovechamiento de la pastura, ocupo espacios que si no, los ganan las malezas y mejoro la fertilidad física del suelo con las raíces en cabellera de las gramíneas.
Las especies que más prefiero son:
Cebadilla Criolla (Bromus unioloides).
Como decía mi querido profesor Eduardo Cano: - la única gramínea realmente de invierno -.
Tiene una alta resiembra natural, el forraje es excelente y nos permite pastorear en invierno cuando la alfalfa "está durmiendo".
En general la pongo en terrenos altos, bien drenados.
Festuca Alta (Festuca arundinacea actualmente Lolium arundinaceum). 
Actualmente está superado el problema de festucosis que tenían muchas partidas de semillas y existen variedades en nuestro país, realmente espectaculares en calidad forrajera, persistencia y producción. La única capaz de pelear de igual a igual con el gramón (Cynodon dactylon).
Suelo ponerla en la media loma consociada con Cebadilla o en el bajo junto al Agropiro (Thinopyrum ponticum) ya que resiste bastante el encharcamiento y la salinidad.
Hay que tener cuidado con la densidad porque puede ser muy agresiva y "comerse" en poco tiempo a la alfalfa.
Pasto Ovillo (Dactylis glomerata).
Es una forrajera excelente que pongo junto a cebadilla en suelos arenosos únicamente. En períodos de sequía intensa, se pierde totalmente en poco tiempo; pero su calidad y volumen de pasto lo hacen muy interesante en suelos bien drenados. 
Sistema de Siembra
Suele ser común ver en algunas zonas leguminosas y gramíneas en surcos separados e incluso ¡dos surcos para la leguminosa y uno para las gramíneas!...
No comparto este criterio desde ningún punto de vista; pero menos si lo pienso desde el empaste, porque le doy al animal la chance de elegir "lo más rico" (la leguminosa).
La siembra ideal sería "al voleo"; lo más parecido que puedo generar con una máquina: todo por todos los tubos.

2) Pastoreo en Altas Cargas Instantáneas
Esta es otra manera de bajar la incidencia del meteorismo ya que no es toda la planta de alfalfa la que genera esta "espuma irrompible", sino los brotes más tiernos... por lo tanto, si soltamos los animales a "gran parcela" los primeros días se dedicarán a comer lo "más rico" que suele ser lo más mortífero y si tenemos varias razas, seguramente los primeros en caer serán los Hereford, que son los de "paladar más fino".
Si existe una explotación experta en altas cargas instantáneas, esta es el Tambo. Y es raro escuchar de un problema de timpanismo en este tipo de explotaciones.
El animal "apretado" en la parcela de mediodía, cambia el comportamiento etológico y come "al barrer" incluso hasta con malezas incluidas; de esta manera se diluyen las saponinas de los brotes tiernos.

3) Esperar las Primeras Flores 
Esta es una conocida medida que coincide con un pasto más sazonado. Lo malo es que cuando llegamos a la última parcela, ya está todo florecido y la calidad deteriorada... por lo tanto tendremos ganacias de peso menores.






4) No entrar con Animales "Hambreados"
Si los animales entran con mucho hambre, la ingesta será mucha y muy rápida... y la fermentación de los microorganismos también... y la espuma también.
Si vamos a trabajar en la manga con los animales, nunca se deben echar a nueva parcela al volver a la pastura porque llegarán "vacíos" y con hambre...

5) Esperar a que el pasto se seque
Si llovió, o si hay mucho rocío, esperar a que el pasto esté seco para hacer el cambio de parcela, ya que comer pasto mojado aumentará la ingesta de agua y por consiguiente la espuma.









6) Aportar Fibra en las Aguadas
El ofrecer heno en la parcela algo ayuda porque la fibra mejora la movilidad ruminal... pero ¿cómo hacemos para explicarles a TODOS los animales que tienen que comer un poco fibra?










7) Uso de Carminativos
Es bastante efectivo. Hay que hacer un "acostumbramiento" previo a entrar al lote problema, para que haya suficiente producto en el rúmen.
La función de estos carminativos es bajar la tensión superficial de las burbujas y que estas puedan romperse, manteniéndose libres la evacuación del alimento y los gases.
Les recomiendo leer mi próximo artículo: Dosificación de Carminativo en el Agua de Bebida  con un ejemplo práctico y económico.





8) Magnesio Inyectable
El magnesio exógeno promueve la normalización de las secreciones a nivel ruminal, divertículos e intestino. Incide en forma directa en la actividad enzimática celular y provoca el tono necesario a nivel de los preéstomagos, cuajo e intestino, perfeccionando las contracciones y movimientos peristálticos.Las mencionadas contracciones son esenciales para normalizar las secreciones digestivas y la correcta digestión con alta capacidad asimilativa de los nutrientes ingeridos. 
Actúa regulando la acetilcolina, mediadora de la transmisión de impulsos a nivel de la placa neuromotora.
El magnesio exógeno al lograr una concentración óptima en la glándula salival, enriquece el líquido ruminal y en consecuencia promueve en la flora del rumen la multiplicación y la capacidad de predigestión sobre las leguminosas(alfalfa,Trébol,etc)
Fuente : Oscar Ferrari EEA INTA Oliveros Seminarios del Forum Argentino de Forrajes
De esta manera actúa el magnesio favoreciendo el vaciado del rumen evitando la formación de gas, constituyéndose en una herramienta eficiente en disminuir la incidencia de animales con empaste durante el pastoreo de pasturas de alfalfa y trébol.
Esta convincente explicación, la tomé de una empresa que vende uno de los tantos productos magnesiados que existen en el mercado... el tema es que los niveles de Mg en sangre van bajando y si el producto no se libera lentamente... bajan más rápido...

9) Defoliante en baja dosis
Cuando todo lo antes enunciado no alcanza (en esos 15 días fatídicos) pulverizo 2 o 3 días antes cada parcela con Parquat a razón de 200 o 300 cc/ha. con buen caudal de agua (150-200 litros de caldo por hectárea).
Hay que cuidar de que no queden "chanchos" y pulverizar los callejones.
El alambre eléctrico tiene que andar muy bien, porque si se pasan de parcela... y rogar que no haya alguna "estampida" nocturna generada por alguna tormenta o los cazadores furtivos...

10) Acompañar a los Animales
Siempre acompaño a los animales si entran a una parcela sospechosa. Trato de mezclarme entre ellos armado de un cuchillo con buena punta o si tengo un par de cánulas... mejor. En 45 minutos a 1 hora, sabremos si hay problemas o no; hay que mirar el flanco izquierdo del animal... algo se hinchan siempre... pero si el animal comienza a estar intranquilo, suelen querer patearse la panza, se echan, se paran... lo primero es hacerlo caminar y ver si bostea (defeca); si eso ocurre hay esperanzas... pero si
la hinchazón supera el nivel del lomo, como en este dibujito (que tomé de Engormix)... hay que pincharlo y rápido... mejor si tenemos dos buenos criollos (el jinete y el montado),hábiles y dispuestos, con un lazo trenzado para que nos den una mano. 






Conclusiones Finales
Los genetistas hace años que están trabajando en este tema, aunque todavía no tenemos variedades "antiempaste" en el país.
Existen otras medidas como los "bolos" que me parecen poco prácticos, caros y hay que llevar un registro de caravana y número del bolo (los animales tienen que estar carvaneados) para dejarlos algunas horas en los corrales en observación... porque algunos son vomitados.
Cortar el pasto antes de entrar a la parcela tampoco me atrae por el desperdicio y la pérdida de calidad.
Una última recomendación es no dejarse manejar por la ansiedad... cuanto más nerviosos estén y saquen y metan los animales a los callejones a cada rato... más empaste tendrán...
Digestión ruminal puede considerarse sinónimo de Estabilidad; una vez que lograron entrar a la parcela y no hubo animales hinchados... déjenlos comer tranquilos. Día y noche.
Los saludo con afecto.



Ing.Agr. Sergio La Corte
Macachin - La Pampa.









1 comentario:

miguel marino dijo...

Muy bueno, claro y conciso como siempre, muchas gracias