24 de julio de 2020

ENGORDE PASTORIL CON SORGOS NERVADURA MARRÓN (Brown Middle Rib –BMR-)

Fernández Mayer,A.E1, Coria,M1 y Chiatellino,D2

                  

INTRODUCCIÓN

 

Durante la época estival, uno de los cultivos más utilizados en una amplia región de la Argentina, es el Sorgo híbrido forrajero tanto en los tambos como en los campos de cría y engorde.

 Una de sus principales características es la alta producción de forraje por hectárea que permite sostener una elevada carga animal durante 2 a 4 meses del verano, dependiendo de la zona. Sin embargo, existen algunas limitantes asociadas a desbalances nutricionales que tiene la planta fresca que afectan los índices productivos (leche o carne). En pastoreos directos, sin el empleo de suplementación correctiva, las ganancias de peso difícilmente superen los 600 gramos diarios, mientras que en producción de leche no es fácil superar  los 14-15  litros diarios.

 A partir del advenimiento en el mercado de nuevos materiales de Sorgos, llamados “nervadura marrón o BMR  (Brown Middle Rib)”, que tienen incorporados uno o dos genes3 que favorecen un menor deposito de lignina en la planta, se están produciendo fuertes impactos en los resultados productivos y económicos en los sistemas ganaderos.

Esta sustancia, la lignina, que es químicamente compleja -compuestos polifenólicos- tiene la característica de tener un pobre aprovechamiento4 (muy baja digestibilidad) por parte del rumiante. Es más, todos los componentes nutricionales de la planta (fibra, almidón, proteína, etc.) que toman contacto con la lignina pierden una parte de su digestibilidad o aprovechamiento. En otras palabras, a menor cantidad de lignina en la planta se incrementa, significativamente, la digestibilidad de la misma.

 Con la utilización de estos Sorgos nervadura marrón o BMR, como Silajes de planta entera, henos o diferidos en pie (otoño-invierno),  se están obteniendo excelentes resultados en lo que respecta a la calidad del material y a las producciones de carne. Sin embargo, falta información referente a su comportamiento (productivo y calidad) utilizándolos como forrajes frescos (pastoreo directo).

 

HIPÓTESIS DE TRABAJO

             El pastoreo directo de los Sorgos BMR, como forrajes frescos,  permite obtener ganancias de peso superiores a los 700 gramos diarios sin el empleo de ningún concentrado corrector.

 

(1)     Técnicos de EEA INTA Bordenave

(2)     Ing. Agr. (Productor agropecuario)

(3)     Partícula proteica que concentra la información genética del individuo

(4)     Existen evidencias de que algunas de las sp. de hongos que habitan en el rumen pueden digerir, al menos, una parte de la lignina presente en la ingesta.

 Para ello, se realizaron en las campañas (2007/8 y 2008/9) 2 trabajos experimentales (1° y 2° etapa, respectivamente) en el campo de la Familia Chiatellino en Bonifacio (partido de Guaminí, Buenos Aires).

  • Duración: (1° etapa) 102 días (03/01 al 15/04/2008)

                             (2º etapa)  99 días  (22/12/2008 al 31/03/2009)

 

 La tecnología aplicada en ambas etapas fue similar:

 

  • Material: Sorgos BMR (1° etapa: forrajero azucarado y en la 2° etapa: forrajero fotosensible)
  • Fecha de siembra: 11 de noviembre de 2007 (1° etapa) y 1 de noviembre de 2008 (2° etapa)
  • Superficie: 23 has (1° etapa) y 31 has (2° etapa)
  • Tipo de siembra: Se utilizó la Siembra Directa
  • Densidad de siembra: 10 kg/ha
  • Fertilización a la siembra: 60 kg/ha a la siembra de mezcla (75% superfosfato + 25% de sulfato de calcio) -1° etapa- y 30 kg/ha de Mono amónico -2° etapa-
  • Fertilización nitrogenada: 115 kg/ha de Solmix (19/11/07) -1° etapa- y 50 kg/ha de Urea (5 de diciembre de 2008) -2° etapa-
  • Control de malezas: 2 lts/ha de atrazina + 1.5 lts/ha de herbadox (a la siembra)

  

C.- Animales

En la primera etapa, se utilizaron 3 tropas de novillitos Angus. La 1º tropa (animales en terminación) estuvo compuesta por 53 animales con 406 kg. de peso vivo promedio –pv-, al comienzo del ensayo. La 2º tropa de 35 animales tuvo un peso medio de 260 kg. pv. Y la 3º tropa  de 36 cabezas empezó el trabajo con 368 kg. pv..

Este manejo fue realizado, ex profeso, debido a que se emplearon animales “volantes” para ajustar la intensidad de pastoreo y así mantener una eficiencia de cosecha de alrededor del 65%. El objetivo de este manejo fue el de garantizar una adecuada calidad del material consumido. De ahí, que las ganancias de peso fueron parciales y para cada una de las tropas utilizadas.  

      Mientras en la segunda etapa, se trabajó con una sola tropa de 140 novillitos  de 318 kg/cabeza, al inicio del trabajo, ocupando una superficie total de Sorgo BMR de 31 has. La carga animal  promedio fue de  4,5 novillos/ha

  

D.- Manejo de los pastoreos

En todos los casos se utilizó pastoreo rotativo con cambios cada 2-3 días. Al finalizar cada pastoreo se pasó una desmalezadora para unificar el rebrote y eliminar el material fibroso dejado por los animales en el pastoreo anterior.

En ningún momento se utilizó suplementación correctiva, ni energética ni proteica. Tampoco se usaron sales minerales.

 

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

A.- Calidad del Sorgo

 En el Cuadro 1 se describe la calidad del Sorgo BRM en los diferentes pastoreos (1º etapa -2007/8-). Se observa que durante todos los pastoreos los niveles de materia seca (MS) fueron de moderados a bajos (16 a 22%). Estos Sorgos se caracterizan por tener una alta proporción de agua en su seno. En pastoreo directo de forrajes frescos los niveles de MS que favorecen el máximo consumo voluntario oscila entre 20-22% (Cangiano, 1996).

Sin embargo, cuando se utilizan estos Sorgos para confeccionar forrajes conservados (silajes de planta entera o henos), los bajos niveles de MS generan altas pérdidas de nutrientes si no se tiene la precaución de hacer preoreo (premarchitado) o bien cortar el material cuando los valores de MS están alrededor del 30% (henos o silajes de planta entera). Estos valores de MS coinciden con un estado fenológico de grano lechoso a pastoso.

 Cuadro 1: Análisis químicos de los diferentes Pastoreos del Sorgo BMR (1º etapa)

Número y altura (cm) de los pastoreos

Fecha

MS

PB

DIVMS

CNES

FDN

FDA

Lignina

1º pastoreo

(120 cm)

03/01/08

16.38

19.60

78.82

8.91

57.60

28.69

2.54

2º pastoreo

(120 cm)

04/02/08

20.59

10.44

74.91

10.93

64.31

32.02

1.80

3º pastoreo

(100 cm)

26/03/08

22.00

8.69

77.46

10.71

65.69

31.72

1.69

Referencias:

MS: materia seca      PB: proteína bruta         DIVMS: digestibilidad “in vitro” de la MS      

CNES: carbohidratos no estructurales solubles    FDN: fibra detergente neutro

FDA: fibra detergente ácido

             El nivel de proteína bruta (PB) fue muy alto en el 1º pastoreo, cayendo significativamente en el 2º y 3º pastoreo. La 1º comida fue realizada con animales en terminación (1º tropa) y las otras 2  comidas se utilizaron novillitos en plena etapa de crecimiento (2º y 3º tropa, respectivamente).

             De acuerdo a los altos niveles proteicos del primer pastoreo (19.60%) y con animales en terminación, tuvo que haber habido pérdidas de nitrógeno en orina cercanas al 30% del total de proteína bruta consumida (Elizalde y Santini, 1994). En tanto, en los otros pastoreos, que se realizaron con novillitos, los niveles proteicos del sorgo debieron haber sido insuficientes para cubrir los mayores requerimientos de estos animales (PB 12-14%) (Fernández Mayer y otros, 1998). Sin embargo, las altas ganancias diarias de peso (GDP) obtenidas por la 2º tropa de animales, entre 0.800- 0.850 kv/cabeza/día, estarían evidenciando una metabolización de tejidos, especialmente, piel para cubrir el nivel de nitrógeno faltante (Swick and Benevenca,1976).

             En lo que respecta a la digestibilidad in vitro de la MS,  durante todo el aprovechamiento del sorgo, se puede considerar como excelente (75 a 78%).

            Mientras que los azúcares solubles (CNES) fueron en aumento a medida que avanzaban los pastoreos. La energía, producto de la degradación de la MS y de los CNES, estaría generando un ambiente metabólico adecuado para explicar las altas GDP obtenidas en este trabajo.

             Los niveles de las fibras (FDN y FDA) correspondieron a un comportamiento lógico en el vegetal, es decir, aumentaron a medida se avanzaba la madurez del cultivo. Sin embargo, la evolución de la lignina no siguió ese mismo razonamiento ya que a medida que el sorgo envejecía los niveles de lignina se redujeron en lugar de aumentar. No obstante, este particular comportamiento puede deberse al efecto de los genes “especiales” que generan una menor síntesis y depósito de lignina que tienen estos materiales.

             Mientras que en el Cuadro 2 se presentan los resultados de los análisis bromatológicos del Sorgo  de la 2º etapa (2008/9).

 

Cuadro 2: Análisis químicos de los diferentes Pastoreos del Sorgo BMR (2º etapa)

Número y altura (cm) de los pastoreos

Fecha

MS

PB

DIVMS

FDN

FDA

Lignina

1º pastoreo

(100 cm)

24/12/08

27.09

10.38

76.10

55.40

25.70

2.70

2º pastoreo

(80 cm)

13/01/09

21.97

20.19

81.26

50.72

20.62

1.95

3º pastoreo

(60 cm)

19/03/09

17.22

19.00

72.84

54.78

25.76

2.89

Referencias:

MS: materia seca      PB: proteína bruta         DIVMS: digestibilidad “in vitro” de la MS      

CNES: carbohidratos no estructurales solubles    FDN: fibra detergente neutro

FDA: fibra detergente ácido

 

            En la segunda etapa, el Sorgo BMR tuvo, también, un excelente comportamiento en su calidad nutricional a lo largo de los 3 pastoreos. El primero, por motivos de manejo, se tuvo que empezar a comer con mayor altura lo que explica la variación de algunos parámetros (mayor MS y FDN y menor PB), sin embargo, una de las características diferenciales de estos materiales es, justamente, que aún “pasados” mantienen muy buenos niveles de digestibilidad (76.10%). Destacándose en el 2º pastoreo la altísima digestibilidad (81.26%) alcanzada, solamente comparable con un cereal de invierno (avena, trigo, etc.) o un ray grass. Mientras que, en el 3º pastoreo la digestibilidad fue la menor de todos los cortes debido al avanzado estado de madurez  que estaban las plantas.

             Con excepción del primer pastoreo, en el resto los niveles proteicos fueron excelentes, difícil de encontrar en los Sorgos Forrajeros comunes y en otros cultivos estivales (moha o mijo).

             En cuanto a los niveles de fibra (FDN y FDA) fueron bajos en los 3 pastoreos, muchos mejores que durante la 1º etapa (2007/8). Es posible que el resultado se pueda deber a que fue un Sorgo BMR fotosensible  respecto al de la 1º etapa que fue un Sorgo BMR forrajero azucarado. A pesar del mayor porcentaje de fibra, los Sorgos de la 1º etapa pudieron mantener muy altos niveles de digestibilidad, aunque el resto de los parámetros químicos fueron inferiores al 2º Sorgo.

 B.-  Comportamiento Productivo

 En la 1° etapa se obtuvieron 3 pastoreos durante 102 días (03/01 al 15/04/08), cuyo comportamiento productivo se describe en el Cuadro 3.

 Cuadro 3: Evolución de los pesos vivos y de las ganancias diarias de peso (kg) (1º etapa)

 

    03/01/08          27/02        

Ganancia diaria de peso

(kg/cabeza/día)

(promedio por tropa)

1º TROPA

Peso vivo (kg/cab.)

 

GDP (kg/cab./día)

 

406.0                        443.00  

 

0.672 

 

 

 

0.672

 

   30/01/08           29/03            15/04

 

2º TROPA

Peso vivo (kg/cab.)

 

GDP (kg/cab./día)

 

260.0                       313.00            327.00

 

0.914              0.841

 

 

 

0.893

 

    06/03/08         29/03             15/04

 

3º TROPA

Peso vivo (kg/cab.)

 

GDP (kg/cab./día)

 

368.0                     379.00              392.00

 

0.478                 0.787

 

 

 

0.600

 

Animales (promedio): 41 novillos + 35 animales volantes

Carga (media): 3.3 cabezas/ha

Ganancia Promedio: 0.722 kg/cabeza/dia

Ganancia Promedio por Ha: 2.40 kg/dia/ha

 

Mientras que el comportamiento en la segunda etapa se resume en el Cuadro 4.

 

Cuadro 4: Evolución de los pesos vivos y de las ganancias diarias de peso (kg) (2º etapa)

Fechas de pesadas

Peso vivo (medio)

(kg/cab.)

Ganancia diaria de peso

(kg/cabeza/día)

24/12/ 2008

318.0

……….

13/01/2009

344.0

1.30

19/03/2009

385.0

0.632

 

Animales (promedio): 140 novillos

Carga (media): 4.5 cabezas/ha

Ganancia Promedio: 0.788 kg/cabeza/dia

Ganancia Promedio por Ha: 3.54 kg/dia/ha

 

COMPARACIÓN  DE  LAS  RESPUESTAS PRODUCTIVAS DE AMBAS  ETAPAS

 En el comportamiento  productivo de la 2º etapa se observa que las ganancias medias han mejorado (0.788 vs 0.722 kg/cabeza/día), producto de varios factores, ambientales y de manejo, destacándose:

1. De un mejor aprovechamiento de los Sorgos al ser consumidos, siempre, con una altura no superior al 1.00 mts.

2. La utilización de una sola tropa de animales lo que permitió trabajar con mayor carga animal (3.3 vs 4.5 cabezas/has).

 

CONCLUSIÓN

Después de 2 años de trabajo con estos Sorgos BMR en pastoreo directo se pueden hacer algunas consideraciones:

 

1.      La calidad bromatológica de los Sorgos BMR, en cualquiera de sus variantes, es muy superior a la de los otros Sorgos forrajeros comunes del mercado.

 

2.      En la medida que se combine esa calidad con un buen aprovechamiento (manejo) de estos Sorgos, pastoreados entre 0.60 a 1.20 mts de altura, se pueden lograr altas ganancias de peso (superiores a los 700 gramos diarios) o producciones de leche sin tener que suministrar ningún concentrado corrector. De esta manera se acepta la hipótesis de trabajo planteada.

 

3.      Debido a las características de los Sorgos de ser deficitarios en Azufre, se podría esperar una mejora de las ganancias de peso si se los complementa con sales minerales ricas en este elemento.

 

Los resultados productivos de ambos trabajos fueron consistentes con la calidad que tuvieron los Sorgos BMR a lo largo de todo su ciclo de aprovechamiento y sin ningún tipo de suplementación. 

 


            En síntesis, estos resultados dan indicios muy interesantes para continuar con esta línea de trabajos. Se puede especular mejores respuestas productivas y económicas, en la medida que se ajusten: 

a) la calidad de la comida a los requerimientos de los animales en estudio

b) la utilización de sales ricas en azufre.

 

LITERATURAS CITADAS

Cangiano,1996. Consumo en Pastoreo. Factores que afectan la facilidad de cosecha. En     

                      Producción Animal en Pastoreo. Ed. Carlos Cangiano Pp 41-61

Elizalde,J.C. y Santini,F.J.1994. Factores nutricionales que limitan las  ganancias de peso

                en bovinos en el períodod otoño-invierno.Boletin técnico nº 104. INTA CERBAs

Fernández Mayer, A.E.; Santini,J.; Rearte,D; Garcia,S y Mezzadra,C, 1998. Engorde a

                 Corral de novillos alimentados con silaje de maíz, como dieta base, y

                 suplementados con diferentes niveles de grano de maíz y harina de girasol. Tesis

                de Magíster. EEA Balcarce –UNMdP. Pp 130.

Swick,R.W. and Benevenca,N.J.1976 Labile protein reserves and protein turnover. J.Dairy

                  Sci.60:505-515


Producción de Carne con Forrajes Naturales

Así es el título del libro que acaba de publicar mi amigo, el Doctor Aníbal Fernandez Mayer, con la impecable labor editorial de INTA.

Un libro absolutamente necesario para reconocer y valorar muchas especies consideradas como malezas (buenezas para Aníbal), que tenemos en el campo y que a la hora de producir carne, no tomamos en cuenta.

Recuerdo hace muchos años a un político radical pampeano muy conocido que tenía campo en la zona de Perú (La Pampa). Yo solía asesorarlo y en una de mis visitas había que controlar malezas en un lote de trigo y el me decía: "yo quiero un herbicida que mate todos los yuyos, menos el abrepuño, así me queda para aprovechar en el rastrojo, después de la cosecha"...

El hombre de campo tiene incorporada algunas de estas especies como buenas y las considera dentro de la oferta forrajera en su campo; pero en este libro hay muchas más que por ahí no estábamos considerando y también otras que son tóxicas o en determinadas condiciones lo son.

Este libro va un poco más allá y como "yapa" nos regala varias recetas en las que podemos usar estos "yuyos" en la cocina gourmet y también sus propiedades medicinales.

Un libro hecho con la dedicación, el conocimiento, pero también el amor y la pasión que Aníbal pone en cada una de sus labores.

Les dejo el link para que puedan descargarlo:








27 de abril de 2020

Pérdidas de Cosecha en Soja. ¿Cómo medirlas? ¿Las cosechadoras de Última generación...miden todo?

Cosecha de Soja: ¿Todavía se miden las pérdidas tirando los aros?

Publicado el: 27/4/2020
Autor/es: 
Como parte de las actividades desarrolladas en el INTA PARANÁ, se realizó el monitoreo y evaluación de las pérdidas en la cosecha de soja, empleando la metodología tradicional de los cuatro aros tirados al paso de la cosechadora. En la nota, te explicamos por qué recomendamos esta técnica, como complemento a la lectura y análisis de los sensores.
 
A la izquierda: tirando los aros en el ancho de corte de la plataforma. A la derecha: se juntan los granos y vainas encontrados dentro de cada aro. Esta metodología permite medir las pérdidas totales de la cosechadora.
 
¿Todavía se miden las pérdidas tirando los aros? Es una pregunta común cuando se ve la tarea de los técnicos tirando los aros cerca de la cosechadora.
 
La respuesta parecería ser obvia en el caso de máquinas cosechadoras modernas altamente tecnificadas que se auto guían y necesitan del operario solamente para doblar en las cabeceras y descargar el grano, máquinas que miden el rendimiento y la humedad del grano metro a metro en el lote, que autoajustan sus regulaciones para trabajar con las menores pérdidas posibles, que pueden estar conectadas transmitiendo datos a una oficina en cualquier lugar del mundo para que el contratista dueño pueda ver y registrar las velocidades de trabajo, en qué lote está parada y por qué, cuál es el rinde y las toneladas de grano cosechadas, además de poder programar el mantenimiento y evitar las roturas.
 
Tan elevado nivel de tecnificación, que puede aumentar notablemente la operatividad y eficiencia de trabajo de la cosechadora, requiere de un maquinista capacitado para tomar las decisiones adecuadas según los datos que le muestran los tantos sensores en la cabina a lo largo del día de cosecha. 
 
Ahora bien… ¿los sensores de la cosechadora miden todo?
Claramente se puede decir que no. Durante la cosecha de soja, básicamente puede haber pérdidas de cola de la máquina y del cabezal.
 
Estadísticamente, las pérdidas de cabezal -aunque habitualmente no se tengan en cuenta-, son, en promedio, el 70 % del total, y solamente el 30 % restante es de cola de la cosechadora.
 
Recientemente Santiago Tourn, Ing de la unidad integrada Balcarce INTA/FCA-UNMdP lo confirma en una tesis donde evaluó las pérdidas de 96 cosechadoras en condiciones reales de trabajo. El golpe que los elementos de la plataforma, principalmente el molinete y la barra de corte, le provocan a la planta seca de soja al momento del corte, hace que las vainas y ramitas con vainas se caigan al suelo por delante del cabezal. Estos son kg que se pierden y que deberían estar en la tolva
 
La cosechadora puede tener sensores que si están calibrados miden las pérdidas por cola de la cosechadora, pero no tiene sensores que registren las pérdidas del cabezal, y recordemos que, son las pérdidas más importantes en magnitud de kg/ha. 
 
Entonces, si queremos conocer las pérdidas totales de cosecha de soja, no es posible guiarnos únicamente por los sensores y debemos tirar los aros para obtener valores confiables. Y posteriormente, realizar las regulaciones en la cosechadora si las pérdidas son mayores a la tolerancia.
 


Los granos recolectados en los cuatro aros se colocan en el vasito medidor de pérdidas o también se pueden contar teniendo en cuenta que 60 granos de soja son 100 kg/ha de pérdidas.
 
Los datos del trabajo realizado en el INTA Paraná
En el INTA PARANÁ, con la cosechadora Don Roque 125, la cosecha se realizó a una velocidad de 3 km/ha dado el rendimiento de 3800 kg/ha y la presencia de manchones con plantas verdes que complicaban a la cosechadora.
 
Al intentar aumentar la operatividad de la cosechadora, se evaluaron las pérdidas totales a 4 km/h y 6 km/h siendo de 78 kg/ha y de 145 kg/ha a la menor y mayor velocidad de avance, respectivamente.
 
Al precio de pizarra Rosario menos 9 %, son $ 986 de pérdidas por cada ha cosechada que quedan en el rastrojo solamente a la menor velocidad. Esto muestra lo rentable que puede ser dedicarle tiempo y tirar los aros durante la jornada de cosecha, incluso contratando a una persona si fuera necesario.
 
A la mayor velocidad fue notable el aumento de pérdidas del cabezal evidenciando la caída de ramitas con vainas adheridas.
 
Finalmente para cosechar por debajo de la tolerancia de pérdidas de 75 kg/ha se decidió continuar el trabajo a una velocidad cercana a 3 km/h, teniendo en cuenta que para cada lote y momento del día se deben tirar los aros para complementar la información que muestran los sensores de pérdidas de la cosechadora.
 


Ramita con vainas recolectada del aro de pérdidas. Estas corresponden a pérdidas del cabezal.