17 de abril de 2010

Planeamiento Agropecuario. Una cuestión de Vocación....

Cada vez que tengo la suerte de hacer un trabajo de Planeamiento, siento el mismo placer que cuando enfrento el arreglo vocal o instrumental de una obra musical. Uno observa los puntos fuertes y débiles del material (campo o canción) y trata de sacar el máximo de rendimiento pensando en que el proyecto se sustente a sí mismo, que llegue a buen término generando interés, disimulando sus falencias, pensando el escenario en el que se desarrollará (público, clima, economía, etc.), destacando sus partes fuertes...
De verdad, cada día veo más relacionadas mis dos profesiones.

Cualidades de un Proyecto Terminadas en BLE
Un buen proyecto debe ser Rentable, Estable, Flexible, Sustentable, Predecible, Amigable con el Medio Ambiente y la Sociedad... pero por sobre todo Querible.
Custión de Vocaciones
Mi amigo y coterráneo, el Ing.Agr. Beto Quiroga expresó en una charla algo que me gustó mucho. Dijo que "los campos tienen vocaciones de producción"; esto es, que un suelo con 40 cm. a la tosca, no tiene vocación para producir girasol o alfalfa aunque un año de exelentes lluvias pueda dar un resultado positivo.
Creo que este concepto se puede ampliar aún más cuando pensamos en Planeamiento Agropecuario.
Es claro que las dos primeras "capas" de información,  son Suelos y Clima.
Suelos
Lo ideal para iniciar un Plan Agropecuario es partir de un Análisis de Suelos que me diga dónde estoy parado, cuáles son las limitantes químicas, físicas, planimétricas, cuál es el estado actual de la Materia Orgánica Jóven, Fósforo, pH, susceptibilidad a erosión, Capacidad de Intercambio Catiónico, etc.
Clima
Debemos tener la mayor información estadística en cuanto a lluvias y su distribución en el tiempo (estacionalidad), la intensidad de las mismas y la variabilidad.
También debemos conocer los períodos libres de heladas, el comportamiento del viento, intensidad, estacionalidad y los valores de temperaturas medias, máximas, mínimas y los valores de humedad relativa ambiente; otro dato interesante es la heliofanía. Con todos estos datos podremos realizar un Balance Hídirico promedio, para ubicar los meses de recarga de humedad en el perfil y de esa manera definir junto al Período Libre de Heladas y Temperaturas Medias y Máximas y Mínimas, la Vocación climática del campo en cuestión.
Ubicación Geográfica
Debemos observar la ubicación del campo y su distancia a caminos pavimentados, cómo es el manejo comercial en la zoma, qué distancia tengo a puertos y frigoríficos, cuál es la disponibilidad de mano de obra capacitada, contratistas, profesionales asesores, escuelas, universidades, agencias de extensión, etc.
Vegetación
Las malezas presentes, su desarrollo, nos dicen muchas cosas con respecto al suelo y nos definen en alguna medida tipos de producción, cultivos (ej.: será muy difícil cultivar Sorgo, si tengo el campo infestado de Alepo), tipo de herbicidas, rotacion de cultivos, etc.
Ambientes
Sumando datos planimetricos,, de suelos y tipo de vegetación, fotografías satelitales, podremos individualizar bajos, lomas, pendientes, salinidad, zonas degradadas, zonas fértiles, zonas con limitantes físicas... entonces podremos hilar más fino, ya, dentro de los lotes y observando que un mismo potrero puede tener más de una vocación mientras que, habitualmente, decidimos un cultivo y un manejo general de alambre a alambre, sin atender la individualidad  y perdiendo de esa manera la potencialidad de las zonas mejores o el uso de herramientas correctoras en las peores.
Vocación Humana
Uno a veces ve proyectos donde se le da mucha importancia al resultado económico. Existen herramientas como la Programación Lineal, donde, "tirando" adentro de la máquina (computadora) todos estos datos, te da la combinación de asignación de superficies para lograr el máximo rendimiento económico...
Y muchas veces el técnico olvida que producir no sólo debe ser generar una renta sino el placer de realizar algo que nos guste y que, además, nos genere un ingreso.
Es aquí donde juega la vocación humana, a la que debemos tener muy en cuenta. Hay productores que disfrutan de los animales, que les encanta andar a caballo, el aire libre, la tradición... otros que sienten el rugir de un motor y dejan todo por ver y escuchar y aman tener las manos percudidas de gasoil-aceite-tierra...
Hay algunos a los que les gusta trabajar y otros a los que les gusta descansar...
Los hay inquietos e innovadores y otros lentos y conservadores (sin importar la edad)...
Los hay prolijos y detallistas, capaces de llevar y generar información y otros sumamente desordenados aunque quizás igual de exitosos en sus empresas...
Los hay con "espaldas económicas" para enfrentar riesgos y otros donde el mismo proyecto en su tránsito debe autofinanciarse...
Hay productores con hijos interesados en el campo y otros que no...
Todos estos detalles y muchos más deben tenerse en cuenta para definir la Vocación del Empresario y darle a la empresa un perfil productivo que no sólo le genere dinero sino también Placer y Orgullo por lo que hace y esto último, les aseguro que no lo tiene en cuenta ningún  Software de Programación Lineal.
Rotación
Una vez que tenemos definidas la actividades a realizar, los cultivos posibles, los sistemas a implementar, debemos diseñar rotaciones para cada ambiente. Estas rotaciones deben contemplar la mejora del suelo en Materia Orgánica, pH, planear fertilizaciones estratégicas, el manejo de malezas y plagas.
De las rotaciones surgirán la cantidad de parcelas y la superficie promedio de las mismas.
Presupuestar
Con las rotaciones definidas podremos construir los presupuestos forrajeros, prever la utilización de la maquinaria, la ocupación del  personal...
Los números calculados en un un presupuesto deben ser conservadores, para no tener sorpresas desagradables; es preferible que el resultado supere las especatativas.
Una vez definida la oferta, en el caso de forraje, debemos ir probando "cargas" posibles y planeando tipos de reservas para transferir supuestos exedentes de las épocas de mayor producción (primavera-verano). También conviene ver aquí omo juegan distintos tipos de categorías (ej.: invernada de vaquillonas o novillos), razas, sistemas de producción, etc.
Algo muy importante en el campo, es contemplar en el presupuesto económico una cantidad de dinero "liquido" disponible, ya que existen negocios puntuales (ej.: compra de insumos), en los que el pago de contado, muchas veces, marca la diferencia.
Márgen Bruto
Una vez definido el proyecto habrá que poner a jugar los valores económicos. Para el caso de precios esperados es preferible utilizar promedios históricos de por lo menos 5 años ya que vivimos en un país donde los valores son muy variables y atados a los avatares de la política.
El cálculo de Márgen Bruto, si bien no es exacto, nos da una aproximación ya que, definir Gastos de Estructura en esta etapa es una actividad posible pero de resultados poco probables. Uno puede inferir Gastos que seguramente en la realidad sean muy distintos.
Para los cálculos de resultado final, tengan en cuenta la amortización de pasturas y otras actividades que generan beneficios en el tiempo (caso de un control importante de gramón).
Correcciones
Ya con los números finales sobre la mesa, es cuando debemos "jugar" con pequeños cambios en la rotación para ver cómo redunda en el resultado, observar cuáles serán los momentos críticos del uso de la maquinaria, por si hay que contratar a terceros, ver cómo se comporta el plan ante pronósticos de mínima (en precios o producción), estudiar el mercado de lo que produzco y si puedo agregar valor a mi producto, ver si mi proyecto es "flexible" para poder dar pequeños golpes de timón ante situaciones coyunturales, etc.
Pongo como imágen final este ajedrecista pensando o mejor dicho, imaginando, porque como decía mi amigo el Ing.Agr. Arturo Bressanello, "hay jugadores que pueden ver 2 jugadas para adelante y otros 15", es obvio que aquellos técnicos y productores que podamos "ver" 15 jugadas hacia adelante,  tendremos ventajas significativas ante un país y un mundo en permanente y acelerado cambio.
Como último pensamiento les sugiero estar atentos a los tiempos que corren y no copiar "fórmulas exitosas", sino pensar a cada campo como  un mundo único e irrepetible, que además de generar una renta, debe proporcionarnos felicidad.

Ing.Agr.: Sergio La Corte
M.P. 460

No hay comentarios: